FaceBookYoutubeVimeoTwitter

El estudiante vicentino

Por: Trinidad Dorado Nieto Docente

 

Sé una persona con ánimo y tenacidad, que no busca los peligros, pero que cuando se te presenten, los encaras para vencerlos. Si sufres un fracaso, admite honestamente que fallaste, saca lecciones prácticas y aprende de tus errores. Sin mirar atrás, emprende de nuevo la misión de acertar en tus estudios y en tu profesión que elijas para un mejor futuro. No des cabida al miedo, ni te doblegues ante el menor fracaso,

vence los obstáculos por grandes que se presenten en tu vida. Declárate luchador indomable y persiste en tu empeño de lograr los objetivos que te has propuesto. Tú puedes hacer un luminoso porvenir, si tus metas son concretas, si cultivas la seguridad en ti mismo y si reconoces que las dificultades son la prueba de fuego de tu capacidad para convertirlas en acciones que ayuden a mejorar lo que te propones. Donde termina la aridez del esfuerzo, comienza la verde vegetación de los logros.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar