FaceBookYoutubeVimeoTwitter

La tragedia continúa...

Seis meses después del fatídico 20 de diciembre de 2014, cuando la naturaleza pasó su cuenta de cobro a la desaforada acción antrópica, se puede observar la magnitud del desastre y el furor de ese monstruo que con rugido de león

y lanzando humo como el dragón apocalíptico se abrió se abrió paso entre las escarpadas montañas por donde se desliza torrencialmente el Sambingo, uno de los tres ríos más importantes del municipio de Bolivar.
Los pobladores de las veredas aledañas al río mantienen vivo el recuerdo de aquella avalancha que el solo mencionarlo parece que les recorre un hielo a todo su cuerpo, el ruido estrepitoso y ver como arrastraba a su paso todo lo que encontraba dicen algunos "creímos que era el juicio final" "la tierra se estremecía a su paso".
Dada la agreste topografía del terreno, por donde baja el río, no hay asentamientos humanos sobre la rivera, sino; quizá la magnitud del desastre hubiera sido peor. A pesar de todo cobró cuatro víctimas mortales, labriegos que por esas cosas del destino estaban en el río esa tarde. Los habitantes de la vereda la Victoria recuerdan aún con mucha tristeza a una de las cuatro víctimas, un joven de 17 años de edad que por ayudar a su hermano a salir del río fue arrastrado por la creciente y encontrado con vida al día siguiente unos kilómetros mas adelante en medio del inmenso lodo que iba dejando a su paso; pero que desafortunadamente por falta de equipos de rescate falleció ante la mirada impotente de familiares y amigos.

Hoy cumplidos seis meses no solo el recuerdo escalofriante de la avalancha sigue vivo, también el problema de las vías está allí, pues los puentes que fueron arrasados como si hubieran sido de icopor no se han construido, solo se puede observar un muro a cada lado como una señal de esperanza que ahí se construirán (buscar articulo de prensa sobre construcción puentes militares). Los pobladores de los corregimientos de los Milagros, San Lorenzo y Chalguayaco sufren día a día esta tragedia que para ellos continua; tienen que madrugar más; porque hay que llegar hasta el río a coger el vehículo que los lleve a la cabecera municipal o abordar dos vehículos y transbordar, situación que los afecta en su economía porque hay que pagar dos pasajes y si se transporta con carga también implica doble sacrificio. Es curioso ver como los campesinos llegan al río y como hormigas atraviesan el puente peatonal construido por ellos mismo y por el que también pasan los motociclistas arriesgando sus vidas.

Esto ante todo ocurre en la vía que comunica a Chalguayaco y San Lorenzo, regiones densamente pobladas con 1531 y 9201 habitantes respectivamente equivalente a 17.92% de la población del municipio y que son una despensa agrícola muy importante, sin desconocer la importancia poblacional del corregimiento de los Milagros que tiene 6004 habitantes representando el 10.11%; es decir las regiones afectadas representan el 28.03% de la población municipal.
Es de anotar que estas vías son destapadas y que en temporada de invierno siempre han sido críticas pero actualmente las condiciones han empeorado.

No se sabe cuanto tiempo más tendrán que seguir esperando para que el transporte a estas importantes regiones se "normalice" ¿cuántas campañas ? ¿Cuántos inviernos y veranos?

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar